Blogia
El Paraíso de los Anhelos Perdidos

Relatos, Microrrelatos y Autoanálisis

Aunque llevo una temporada bastante plagada de ideas, me cuesta bastante ponerme a escribir con fluidez y facilidad, aún más si hablamos en términos de cosas largas y continuadas. Parece que ahora estoy más centrado en escribir relatos cortos y micrerrelatos (algo que al parecer se me da de maravilla, más que nada porque no hay que darle muchas vueltas a las tramas). Ahora mi empeño es dedicarme a los personajes secundarios y las tramas escondidas de las historias más largas. Personalmente me encanta crear un mundo donde el protagonismo se diluya y no nos abrumemos con una sola historia, sino que tengamos la sensación de una auténtica realidad de la que somos espectadores (e incluso partícipes). Por eso voy a dedicarme a las tramas menores e independientes que nada tienen que ver con lo más importante de la historia, pero que hacen avanzar a los diferentes personajes. Aunque, claro está, que tal vez muchas de esas "pequeñas historias" germinen (o ya lo hayan hecho en mi cabeza) en auténticas tramas de incuestionable vitalidad para la historia general.

Narradora


Según pienso todo esto, suelo hacer un autoanálisis de todo este tinglado. Y la primera vez que lo hice (y según ahondo más ello la sensación se incrementa) me sorprendí enormemente.

Normalmente las historias suelen ser autobiográficas,o al menos en parte lo son,pero dado que yo no suelo ser lo más normal del mundo (ni aunque me lo proponga) tiendo a romper algunas cosas que parecerían seguras en cualquier otro que escribiese una historia. Para empezar, a diferencia de lo que pueda parecer no soy un protagonista, algo que tengo ya asumido desde hace siglos, sino un secundario de lo más importante.
Tengo claro que a quien más me parezco es a Magdalena, ella sin duda es el personaje que más se ha empapado de mi forma de ser y de sentir. También al ser el que transmite directamente mis palabras, es sin duda la que mejor expresa lo que necesito decir. Si fuese uno de todos los personajes sería ella,porque no podría ser de otra forma.
Ariadna es mi cara más trágica, más dolorosa. Tal vez, y aunque suene horrible o duro al decirlo, es también mi parte más libre. Ariadna ha perdido todas sus ataduras, es la que más ha sufrido, pero también posee mi cara más madura y más independiente. También lleva la marca de mi nolstalgia casi permanente. Suele echar la vista atrás, pero es libre, a su pesar.
Por el contrario Eliseo carece de rumbo, en ese sentido me identifico muchísimo con él, de hecho es fácil ver que no posee una personalidad definida. La verdad es que se parece mucho a mío en ello. Él tiene la oportunidad ante él, pero la mira con miedo. Yo también he actuado así muchas veces. A mí nunca se me ha presentado la posibilidad (o la maldición) de comenzar desde cero de nuevo, pero supongo que también estaría perdido. De cierta forma Eliseo es parte de lo que yo querría llegar a ser, es una visión en parte realista de a lo que podría aspirar. En sin duda la imagen más imaginaria de mi ser, lo que no soy, pero tal vez pueda llegar a ser
Rolando es un personaje sobre el que me resulta muy fácil escribir. Es mi parte más absurda y descarada, pero a la vez tiene un lado triste y pesadumbroso. Es capaz derelajar hasta la situación más duray tensa. Y además tiene un defecto y una cualidad que me ha determinado durante años, pero que no voy a revelaros.
Y por último él. Si Magdalena soy yo, él, su amor perdido, es todo lo que yo siempre he soñado con ser, pero que sé que nunca alcanzaré. Es todo en lo que deseo convertirme, es mi más alto yo, sin defectos, sin taras; pero a la vez imposible. Tal vez por eso lo haya perdido. Tal vez por eso cayó. Porque nunca podré reconciliar del todo lo que soy con lo que quiero ser.

Una vez un amigo me dijo, que había oído decir, que la mayor mentira del cine es la de El Mago de Oz: "No hay nada como el hogar", porque vienes de un lugar en blanco y negro donde tu tía quiere matar a tu perro. Y en cambio has estado en Oz, donde has conocido gente maravillosa y has descubierto que todo lo que querías ser ya lo eras.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Marta -

Muy interesante post. Creo que todos los que escribimos historias, o relatos cortos, imprimimos parte de nuestro carácter, de nuestros pensamientos, o estado de ánimo a los personajes de ficción.
Me ha gustado mucho la reflexión del final.

Un beso mañanero.

Nimue y su kaos -

voy a pasarme por el cuento de hadas para ver si has actualizado, de tus personajes, mi preferido es Ariadna, un beso
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres