Blogia
El Paraíso de los Anhelos Perdidos

Encuentros y Cruces de Miradas

Hay una cosa que realmente me fascina o me hace dar un respingo en mi sitio cuando pasa. Son esos extraños encuentros momentáneos de la vida cotidiana. Esos cruces de miradas con la gente completamente desconocida...

Ayer iba andando por San Bernardo con Fran camino de la entrada a Noviciado para volver al Colegio, cuando nos paró un hombre cojo con una pinta un tanto lastimosa para pedirnos algo de dinero. He de decir que no suelo dar nunca dinero, más que nada porque llega un momento en el que ya no sabes quien lo necesita realmente y quien no. Y porque es imposible darles a todos (sólo en el camino que hago del Colegio a la Facultad hay al menos 5 mendigos). Pero el hombre de ayer fue distinto, hubo uno de esos cruces de miradas, fue muchísimo menos que un instante, y casi no las cruzamos, pero sencillamente supe que aquel hombre necesitaba lo que pedía.

Luego en el metro me quedé pensando hasta llegar a Canal. Igual éste me engañó mejor que otro. O igual todos lo necesitan y yo soy un auténtico desgraciado y avaro tacaño que tan solo busca una excusa para no soltar dinero. Pero la verdad es que viendo como está el mundo ya me hacen dudar y me duele tener que hacer las cosas así.

Creo que no voy a olvidar la cara de ese hombre, por alguna razón sé que era alguien especial, muy aparte de todo lo demás a lo que le estuve dando vueltas. Tal vez algún día lo encuentre y la situación sea muy distinta.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Héctor -

Yo no he dicho que pidan por capricho (y aunque suene extraño hay gente con ciertos problemas mentales que lo hace). Me refiero más al hecho, del que todos conocemos algún caso, de los mendigos que se gastan el dinero en alcohol o en drogas; a veces incluso (y esto yo lo he vivido) delante de tus propias narices justo cuando acabas de darles una limosna.
Es por esos por los que no sé si dar o no.

Miguel -

Yo opino que si alguien se rebaja a mendigar lo hace por necesidad, no por capricho. Pero es cierto que dar limosna a todos los mendigos sería la quiebra.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres