Blogia
El Paraíso de los Anhelos Perdidos

Vidas de Luz y Sombras

LucesySombas" ¡Es extraño! Cuando me encuentro más a gusto y mejor, resulta que mis manos y mi lengua parecen atadas, no puedo reproducir ni expresar, como suelo hacerlo, lo que tengo dentro de mí. Y, sin embargo, soy pintor, me lo dicen mis ojos, lo reconocen todos cuantos han visto mis dibujos y mis cuadros"
Hans Christian Andersen: Libro de Estampas sin Estampas


Anoche antes de acostarm leí esto. Y me sentí completamente identificado.
Tengo a medio leer "American Gods" de Neil Gaiman. Me siento en gran parte como el protagonista, encerrado en un mundo a medio camino de lo real y lo irreal. Yo también soy una Sombra. Siempre lo he sido, y siempre lo seré. Y cada vez me oscurezco más y me oculto. No creo que deba de arrepentirme de ser así. De hecho una vez se lo dije a Eva, aunque ella no lo comprendiese, mi estado de ánimo habitual, y el que me hace feliz, es la tristeza. No la tristeza profunda y dolorosa, sino la trsiteza suave y melancólica, que al final también termina por consumirle a uno y hacerle daño.
Yo también soy una sombra. Una sombra en un mundo de oscuridades que desearía ser una nimia luz que iluminase en parte todo ese mundo. Pero ya no hay luces y lo máximo a lo que puedo aspirar es a se una penumbra.
Al menos ahora soy una sombra que comienza a definirse un rumbo. Ya sé que haré con muchas cosas. Me centraré en escribir Relatos de una Vida Imaginaria y en trabajar en una novelización de Un Cuento de Hadas. A partir de ahora me sentaré a escribir de forma consciente, no esperaré a que la musa venga siempre. Y me dedicaré a cada trabajar solamente en aquello que me apasione. El resto de proyectos los dejaré aparcados. Si en algún momento vuelvo a reapasionarme con ellos los retomaré con fuerza. Mientras todas esas cosas quedarán a medo escribir.
Supongo que seguiré siendo una sombra. A veces me pregunto porqué soy una sombra y no una figura principal en todo este teatro. Pero ni aunque la obra llevase mi nombre sería el protagonista. Nunca lo he sido. Pero a veces es mejor ser el secundario y evadirse silencioso sin que nadie te eche de menos.
Dicen que sin luz no hay sombras. Pero en lo más profundo de mi ser, yo siempre seré una Sombra.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Elijah -

Hay quien dice que sin las Sombras no se podría apreciar la Luz, Héctor.

Felicidades por tu regreso, cuando acabes American Gods (gran libro) agradecería que comentaras tus impresiones.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres