Blogia
El Paraíso de los Anhelos Perdidos

Infierno

Hay una recuerdo que muchas veces se agolpa triste en mi cabeza. Estoy en la cocina junto a mi madre y la hago una pregunta:

- Mamá ¿crees que voy a ir al Infierno? - Y rompo a llorar.

Ahora cuando lo recuerdo no sé que pensar. Pero sí sé que entonces me dolió de verdad. Que la pregunté convencido, como si de verdad creyese que me merecía tal castigo, o como si estuviese seguro de que sería allí donde terminaría tras morir. Ahora sencillamente, no sé que pensar.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Marta -

Hola,

De pequeños, todo nos parece tan fácil y creíble, que preguntas tan inocentes como la que hiciste, se nos quedan grabadas, años después.

Ardi -

Tendría unos siete años cuando hice llorar a mi abuela (sin querer) al hablar de la muerte. Creo que entonces pensaba que me iba a morir, sin ser consciente de lo que significa eso. :-(

Héctor -

Sinceramente, no recuerdo porqué lo pregunte. No recuerdo nada más que tenga relación con aquel suceso, pero la verdad es que lo pasé fatal.

Hada -

a veces nos meten unas ideas en la cabeza...yo creo que no hay ningún infierno. recuerdas por qué lo preguntaste?un beso muy gordo de esos que sólo dan las hadas
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres